Terapias Alternativas
Acupuntura

La acupuntura es una técnica fundamental dentro del sistema médico chino. Este método favorece el reequilibrio del sistema energético-vital mediante la inserción de agujas en determinados puntos del cuerpo.

Dichos puntos se encuentran situados en una serie de diez canales básicos o "meridianos", (correspondientes a los cinco órganos y cinco vísceras fundamentales), a través de los cuales se distribuye la energía vital o "chi", por todo el cuerpo.

Cada uno de estos puntos tienen aplicaciones determinadas basadas en tres principios: reequilibrar, estimular o sedar el flujo vital. Los puntos que regulan el fondo energético están situados de codos a dedos, en los antebrazos; y de rodillas a pies en la pierna.

Para la Medicina tradicional China, tanto los órganos; que son de naturaleza Yin; como las entrañas o vísceras, de condición Yang, tienen funciones asociadas mucho más amplias que las otorgadas en Occidente. Estas funciones van desde su estructura más fisiológica a la más profunda o emocional. Por ejemplo, el corazón, órgano Yin, regula el flujo y el ritmo sanguíneo, la sangre y los vasos. Pero también controla el pensamiento, el habla, la memoria, la calidad del sueño, la alegría o su falta en la vida...y se refleja, aunque parezca incleíble, en la lengua.

Principios de la Acupuntura

La acupuntura se basa en dos principios filosóficos: el Tao (Yin y Yang) y la teoría de los cinco elementos o movimientos.
Ambos principios están unidos por un concepto básico, el Qi o chi o prana o soplo o energía. Según este principio todo es energía en continua transformación.

En el cosmos armónico y en el caos perfecto existe algo invariable y que preside todas las mutaciones incesantes: el Tao: "una vez Yin, una vez yang, eso es el Tao". Cambio, transformación, movimiento, relatividad como desafío a la identidad, complementariedad.

La teoría de los cinco elementos describe la relación entre el macro y el microcosmos. Estos cinco elementos son en realidad cuatro más uno (el centro): Fuego (verano) máximo yang, Agua (invierno) máximo Yin, Madera (primavera) símbolo del crecimiento, Metal (otoño) evoca la concentración y la Tierra (centro) todas las inter-estaciones. En la dinámica de estos movimientos están incluidos tanto los procesos cósmicos (exteriores), como los anatómico-fisiológico-psiquícos (interiores).

Cada elemento (Agua), tiene un órgano (riñón), una víscera (vejiga), una emoción (miedo),una secreción (orina), una expresión (gemido), un sentido (oído), un fruto (cabello, huesos), un color (negro), un sabor (salado), un cereal, un animal, un mineral...un planeta, una estación (invierno) y un punto cardinal (norte).

Hay dos ciclos o leyes básicas que gobiernan estos procesos. La primera se basa en la nutrición y se llama de generación o creación, es por tanto, una relación materno-paterno-filial... La madera es la madre del fuego, éste de la tierra, la tierra del metal, éste del agua y el agua de la madera.

La segunda ley es la de control. Esta refleja los procesos internos, asegura el equilibrio y describe y evita los dominios de un elemento sobre otro. El fuego controla al metal, éste a la madera, la madera a la tierra, ésta al agua y el agua controla el fuego.

¿Para qué sirve la Acupuntura?

Si consideramos a la acupuntura como una parte integrada de una medicina, con diagnóstico y tratamientos propios, puede ayudarnos en todos aquellos procesos en los que necesitemos no sólo un alivio sintomático sino profundo.

La acupuntura propone una mirada y atención amplias a la enfermedad y a sus causas. Nos puede ayudar a mejorar la respuesta del sistema inmune y a distribuir mejor la energía por todo nuestro organismo.

Antecedentes de la Acupuntura

El uso de la Acupuntura en China data de hace cinco mil años. Incluso se conservan textos del siglo VI AC. en los que se la menciona. Sin embargo sólo fue conocida en Europa en el s. XVII gracias a unos misioneros, aunque por entonces se la consideró sólo como una curiosidad.

En 1823, un médico inglés publicó en la revista "Lancet" un tratamiento de su invención al que llamaba acupuntura, y que consistía en la inserción de agujas para ayudar a evacuar el líquido a enfermos con hidropesía. También se empleaba el término para describir un tratamiento para aliviar los dolores artríticos, consistente en clavar una aguja en la parte afectada. Cuando empezó a conocerse mejor en Europa (gracias a algunos franceses que quedaron impresionados de sus efectos durante la colonización de Indochina), se reconoció que la acupuntura "al estilo chino" era de índole mucho más refinada. Y así lo hizo constar el diplomático francés Soulie de Morant en 1939 en el primer tratado importante sobre el tema.

La medicina china es, ante todo, una medicina preventiva. Antiguamente los médicos cobraban a sus pacientes mientras estaban sanos y cuando enfermaban, eran ellos quienes les pagaban y corrían con los gastos de sus atenciones.

Igualmente cuando fallecía un enfermo sin que se justificara por una causa natural o en relación con la gravedad de su enfermedad, se colgaba en la casa del médico un farol. Así pues, todo el mundo podía conocer que tan competente era dicho profesional.

Paseo Bulnes 80, Piso 10, Oficina 104, Santiago de Chile / Contacto: contactenos@adelgace.cl
Fonos: (02) 2696 4779 / (02) 2236 6159 / (02) 2672 9522